¿Dios es Algo?


¿Di-s es algo?

Uno de los títulos más profundos que tiene HaShem es:

Ain Sof (del hebreo אין סוף: sin límites) es el Todo Supremo de la que menciona la Cabalá, aquello que podemos llamar de Di-s en su aspecto más elevado, no siendo, en el sentido estricto de la palabra un «ser», ya que, siendo auto-contenido y auto-suficiente, no puede ser limitado por la propia existencia, que limita a todos los seres.

Ain Sof es el La Existencia del todo y el contenedor de lo existente y lo que no, un principio que permanece no manifestado y es incomprensible a la inteligencia humana.

En otras palabras:

EL TODO-LA NADA.

Diezmo no esta vigente: Jesús Adrián Romero


Jesús Adrián Romero, quien se ha dado a conocer bastante a nivel mundial con sus temas musicales, hablo acerca del diezmo, que dejo sorprendidos a muchos, ya que en una de sus entrevistas habia dicho, que en su Iglesia las personas diezman y que no se le impone nada. Sin embargo, cuando lo entrevistaron en otro medio explico lo siguiente:
“El diezmo no se le puede imponer a nadie, es mas creo, que el diezmo en si pertenece al Antiguo Testamento, y creo que ahora los cristianos no están obligados o mejor dicho, no se les puede imponer dar el diezmo, ya que no es una Ley del Nuevo Testamento.” Afirmo Adrian Romero.
Es importante saber que la “Ley del Diezmo”, era para el Israel del Antiguo Testamento, ahora en Cristo no se debe aplicar dicha ley, como dicen las escrituras: “porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree.” Romanos 10:4, y también la palabra dice: “Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.” 2 Corintios 9:7, es decir que la la Ley del Diezmo ya no esta vigente.
En cuanto a las ofrendas Pablo dijo lo siguiente: “  Asimismo, hermanos, os hacemos saber la gracia de Dios que se ha dado a las iglesias de Macedonia; que en grande prueba de tribulación, la abundancia de su gozo y su profunda pobreza abundaron en riquezas de su generosidad. Pues doy testimonio de que con agrado han dado conforme a sus fuerzas, y aun más allá de sus fuerzas, pidiéndonos con muchos ruegos que les concediésemos el privilegio de participar en este servicio para los santos. Y no como lo esperábamos, sino que a sí mismos se dieron primeramente al Señor, y luego a nosotros por la voluntad de Dios; de manera que exhortamos a Tito para que tal como comenzó antes, asimismo acabe también entre vosotros esta obra de gracia. Por tanto, como en todo abundáis, en fe, en palabra, en ciencia, en toda solicitud, y en vuestro amor para con nosotros, abundad también en esta gracia. No hablo como quien manda, sino para poner a prueba, por medio de la diligencia de otros, también la sinceridad del amor vuestro. Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.” 2 Corintios 8:1-9

¿Es correcto pagar el Diezmo a los pastores?



¿PAGAN EL DIEZMO LOS JUDÍOS?

Los judíos no pagan el diezmo, y la explicación que dan es muy lógica y fácil de comprender: "El diezmo, que pertenece a la ley y que nosotros nos esforzamos por cumplir, ordena a los de la nación de Israel diezmar para la mantención del templo de Yerushalayim y de los sacerdotes levitas. Y hoy no existe el templo ni sacerdotes levitas, así que no podríamos pedir en las sinagogas el diezmo, donde además no existe un sacerdote de la tribu de Leví, sino que simplemente un rabino".

Si el pueblo de Israel, quienes recibieron directamente la ordenanza de pagar el diezmo durante la dispensación de la ley hoy no pagan el diezmo ¿Por qué habrían de pagarlo los creyentes de la asamblea/iglesia que nunca han recibido esa obligación? ¿Pueden citar un ejemplo de una asamblea/iglesia o de un cristiano que se mencione en las Escrituras, que lo hubiera pagado?

Es irrefutable que la Palabra de Elohim dice en dos oportunidades en el NT/Brid Hadashá, donde menciona las instrucciones para la asamblea/glesia que está bajo un Nuevo Pacto, el de la Gracia, que el diezmo:(Mt.23:23) "ERA (tiempo pasado) de la ley". (Heb.7:5) "los que de entre los hijos de Leví reciben el sacerdocio, tienen mandamiento de tomar del pueblo los diezmos según la ley". Claramente excluye a los pastores, quienes no son judíos ni sacerdotes de la tribu de Leví.

El pasaje favorito de los pastores inescrupulosos que han impuesto el diezmo en sus asambleas/iglesias es sin duda Malq. 3:8-10 "¿Robará el hombre a Elohim? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa".

Tuercen este pasaje que Elohim dirige a los de la nación de Israel, Malq. 3:6 "Porque yo YHWH no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos", los creyentes somos hijos de Elohim, nunca las Escrituras nos llama "hijos de Jacob".

Cualquiera que realmente haya leído las Escrituras tendría que reconocer que Elohim JAMÁS llama a ninguno de la asamblea/iglesia: "maldito" , sino que en un completo contraste nos dice reiteradas veces en el NT/Brid Hadashá a los de la asamblea/iglesia: "Bienaventurados sois"(Comp. Deut.27:14-26 con Mt.5). Sin embargo aquí en Malaquias los llama de: "Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda".

Los pastores en forma absurda e infundada lo introducen en la asamblea/iglesia, insultan y amedrentan gratuitamente a los cristianos, para usufructuar de algo que no les pertenece, porque los pastores no son sacerdotes levitas ni ordenados según la rigurosidad de la ley, ni viven en el templo de Yerushalayim. Por lo tanto, si alguien está robando a Elohim, son los pastores y no la congregación.

Elohim ordenó desde el principio de la creación (Gn. 3: 19) "Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra", sin embargo estos inescrupulosos viven sin trabajar dependiendo del sudor de los otros. Estos son los "pastores asalariados" de que nos habló Yahshua de forma tan clara y nos advierte en Su Palabra: (2Pe 2:2) "Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas".

Elohim dispuso en su pueblo terrenal, Israel, que la tribu de Leví no podía tener propiedades, por esta razón ordenó al resto de la nación sustentarlos con el 10% de sus ingresos, para que los sacerdotes levitas pudieran dedicarse al servicio del tabernáculo. Labor que debían efectuar desde los 25 años, y al cumplir los 50 años tenían que retirarse (Nm.8:24-25).

Además, cualquier lector de las Sagradas Escrituras sabrá que Elohim ordenó que el diezmo debía ser entregado en especies (Deut.12:17 "Ni comerás en tus poblaciones el diezmo de tu grano, de tu vino o de tu aceite, ni las primicias de tus vacas, ni de tus ovejas"). Por este motivo dice en ese tan mal tratado pasaje de Malq. 3 que esos diezmos debían ser llevados al alfolí, que eran unas piezas del templo destinadas al almacenamiento de esos víveres, y tampoco como mienten los pastores de hoy, que eran alcancías para guardar el dinero, dice Malq. "para que haya alimento en mi casa" .

Pero los comerciantes de la fe de nuestros días, cuando alguien le muestra estos pasajes, dicen con mucha impudicia: "Eso se hacía antes porque en esos tiempos no existía el dinero". Mienten una vez más, porque la Biblia menciona que existía el dinero desde los tiempos de Avraham, Gn. 20:16 "Y a Sara dijo: He aquí he dado mil monedas de plata a tu hermano".

La Biblia dice que el salario de un día de trabajo era un denario. Si ganaban treinta denarios al mes ¿por qué no pagaban tres denarios por el diezmo mensual en el templo? Sin embargo, hasta en los días del ministerio terrenal de Yeshúa se entregaba en especies, Lc.11:42 "Yeshúa reprende a los fariseos hipócritas y les dice: "¡Ay de vosotros fariseos! Que diezmáis la menta, y la ruda, toda hortaliza, y pasáis por alto la justicia y el amor de Elohim". Yeshúa está reprendiendo a los fariseos (que son israelitas y no cristianos), para reprocharles su hipocresía de preocuparse del diezmo, y no de la justicia y del amor de Elohim.

Esto nos suena muy familiar ¿verdad? En el pasaje paralelo de Mateo dice a estos fariseos hipócritas, representantes de la ley. Y resulta curioso ver a muchos líderes religiosos de nuestros días, cómo se esfuerzan por identificarse con esos hipócritas para poder cobrar el diezmo, Mt.23:23 "Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, porque diezmáis la menta, y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante DE LA LEY: la justicia, la misericordia y la fe. Esto ERA (en tiempo pasado) necesario hacer, sin dejar de hacer aquello".

Es decir, sin dejar de hacer la justicia, la misericordia y la fe/emunáh, porque ellos se estaban preocupando únicamente de lo material, el diezmo ¿o Ud. es de los que ha creído a los mercaderes de la fe/emunáh cuando aseguran que aquí lo más importante de la ley que se refiere Yeshúa y que se debe continuar pagando es la menta, el eneldo y el comino?. Yeshúa es muy claro para asegurar que "dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe/emunáh" y eso era lo que debía continuar. De ninguna manera se refiere al diezmo que se pagaba en especies en el templo judío para que no faltara la comida allí, que además Yeshúa sabía perfectamente que ese templo pronto sería destruido.

Hoy no existe el templo en Israel, no hay sacerdotes levitas. Todos los registros de los archivos genealógicos que se guardaban en el templo fueron destruidos en el año 70 DC. Los Rabinos de hoy no cobran diezmos porque ellos, conocedores de las Sagradas Escrituras, saben que únicamente los Levitas podrían hacerlo, y si vivieran en el templo de Yerushalayim.

Ni el mismo Yeshúa recibió jamás el diezmo, y no le correspondía, porque no era de la tribu de Leví, sino de la tribu de Judá Heb. 7:14 "Porque manifiesto es que Yeshúa vino de la tribu de Judá, de la cual nada habló Moshé tocante al sacerdocio".

Lo mismo podríamos decir de todas las iglesias que se mencionan en el NT/Brid Hadashá, ninguna de ellas cobró el diezmo, porque eso no es para la asamblea. Hoy debemos ofrendar libremente como cada cual propuso en su corazón 2Cor 9:7 "Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Elohim ama al dador alegre".

Y en cuanto a las ofrendas, también Elohim ha dejado instrucciones muy precisas cómo deben ser y para quienes, nunca han sido según la ordenanza Yeshúa en Su Infalible Palabra que fuera para los pastores, sino para los hermanos. que pasan por necesidades económica. NUNCA para aquellos que quieren vivir sin trabajar como Elohim ha mandado a todos los hombres, abusando del evangelio y de la fe/emunáh de los demás, como lo hacen los pastores asalariados y otros "profesionales" de la fe bajo diferentes "títulos" que se otorgan en nuestros días: Reverendos, ministros, apóstoles, profetas, misioneros, obispos, milagreros, etc.

1Co 16:1 "En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las asambleas/iglesias de Galacia.

1Co 16:2 Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas.

1Co 16:3 Y cuando haya llegado, a quienes hubiereis designado por carta, a éstos enviaré para que lleven vuestro donativo a Yerushalayim".

Rom 15:25-25 "Mas ahora voy a Yerushalayim para ministrar a los santos. Porque Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una ofrenda para los pobres que hay entre los santos (no debe ser para los inconversos, porque ellos se acercarían a la asamblea/iglesia solamente por la ayuda y no por Yeshúa, y difícilmente se convertirían) que están en Yarushalayim"

2Co 8:13-14 "Porque no digo esto para que haya para otros holgura, y para vosotros estrechez, sino para que en este tiempo, con igualdad, la abundancia vuestra supla la escasez de ellos, para que también la abundancia de ellos supla la necesidad vuestra, para que haya igualdad"

Stgo. 2:15-17 "Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? Así también la fe/emunáh, si no tiene obras, es muerta en sí misma".

En el Nuevo Pacto que hizo el Yeshúa con la asamblea/iglesia, en la Gracia, todos somos sacerdotes (Ap.1:6) "nos hizo reyes y sacerdotes para Elohim, su Padre" (1Pd.2:9) "vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio". Por lo cual sería absolutamente antibíblico que un sólo hombre se atribuyera el derecho de ser sacerdote para cobrar los diezmos.

Lamentablemente hoy en día los líderes de las asambleas/iglesias que se han alejado de las ordenanzas divinas, han amarrado esa imposición humana del diezmo con fuertes cadenas de la superstición y codicia humana para lucro personal, contrariando lo dispuesto por YHWH.

Los pastores que cobran el diezmo en sus asambleas/iglesias, le están robando a Elohim, porque a ellos jamás les ha correspondido ese beneficio. Yeshúa lo ordenó para los levitas, porque a ellos no se les permitía poseer ninguna propiedad. Y hoy los que viven ilegítimamente del diezmo, son los que tiene las mayores y mejores propiedades.

¿Dónde fue crucificado Yeshúa?

El nombre de la colina en la que Yeshúa fue crucificado es muy bien conocido por los lectores cristianos de la Biblia: Gólgota. Pero ¿eres consciente de lo que esta extraña palabra significa en realidad? Para encontrar la respuesta, necesitamos ver dónde más aparece en el texto hebreo original de la Biblia.

Una piedra en forma de calavera

La famosa palabra Gólgota proviene del hebreo golgoleth (גלגלת) que significa “calavera”. Proviene de la raíz G.L.L. que significa “redondo”, que es también la raíz de la palabra Galilea. El equivalente arameo, Gólgota, se aplicó a la colina de la crucifixión porque se trataba de una roca blanca, lisa y redondeada que se asemejaba a una cabeza humana. Pero este no es el único lugar donde la palabra golgoleth aparece en la Biblia. 

Haciendo un censo de Israel

En el Libro de los Números, el Señor le ordena a Moisés que lleve a cabo un censo de la nación, “Levanten el censo de toda la congregación de los hijos de Israel... todos los varones por sus cabezas” (Núm. 1:2). En hebreo la palabra “cabezas” es golgoleth, que significa literalmente “por sus calaveras”. En los días de la Biblia, la mejor manera de contar con precisión a un grupo grande de personas era contarlas cabeza por cabeza.
  

Aprende hebreo para que tengas una comprensión precisa

Resulta muy apropiado que la muerte de Jesús haya tenido lugar sobre una roca llamada La Calavera, el símbolo bíblico más básico de conteo. Esto muestra que la muerte redentora de Yeshúa en la cruz no solamente ofrece salvación a la humanidad. Tiene en cuenta a cada persona que ha nacido.

¿Quieres tener intimidad con el Eterno?


Y molerás parte de él muy fino, y pondrás una parte delante del testimonio en el tabernáculo de reunión donde yo me encontraré contigo; santísimo será para vosotros.  Éxodo 30:36

El tabernáculo es llamado “tienda de reunión” – en hebreo ohel moedאהל מועד  – 140 veces en las Escrituras. Esto nos enseña la importancia de tener una relación personal con el Eterno. Hay un lugar de encuentro divino. ¿Dónde está? En el lugar santísimo encima del propiciatorio. Ese es el lugar de encuentro en cada templo, incluso en el hombre. En lo más íntimo del corazón hay un lugar de encuentro entre el Eterno y el creyente.     


El texto que estamos estudiando dice que hay que presentar un poco del incienso delante del testimonio donde el Eterno se encuentra con el individuo. El incienso simboliza el conocimiento obtenido por medio de la revelación de la Torá, la Palabra del Eterno, (cf. 2 Corintios 2:14-15).         
Cuando se habla de moler un poco del incienso y poner un poco del incienso delante del testimonio donde hay un encuentro íntimo, se puede entender como tomar una pequeña porción de las Escrituras sobre la que el Espíritu nos está dando revelación y desmenuzarla y meditar en ella y presentarla en oración con el entendimiento en nuestras oraciones diarias. Así tendremos un encuentro con el Eterno. La base para un encuentro con el Eterno es la revelación de las Escrituras.          
Así que si estás leyendo la Torá y te viene alguna luz o algún texto te está tocando emocionalmente, allí hay incienso para moler y presentar delante del Eterno para tener un encuentro con él. Toma esa porción de las Escrituras, estúdiala, busca su significado en hebreo, apréndela de memoria y úsala para venir ante la presencia del Eterno y así tendrás intimidad con Él, como está escrito: “santidad de santidades será para vosotros”. La expresión “santidad de santidades” puede ser entendida como “intimidad de intimidades”, como está escrito en Cantar de los cantares 1:2-4: “¡Que me bese con los besos de su boca! Porque mejores son tus amores que el vino. Tus ungüentos tienen olor agradable, tu nombre es como ungüento purificado; por eso te aman las doncellas. Llévame en pos de ti y corramos juntos. El rey me ha conducido a sus cámaras.” (LBLA)
El Eterno desea tener esa intimidad contigo. Usa el incienso que tienes, muélelo y preséntalo ante él y luego verás...

¿Qué fruto comieron Adán y Eva?

En Génesis 2, la Biblia nos relata que Adán y Eva comieron de la fruta del “árbol del conocimiento del bien y del mal”, וְעֵץ הַחַיִּים וְעֵץ הַדַּעַת טוֹב וָרָע. Durante muchos años, se representó esta fruta y se pensó que era una manzana. Pero, en realidad, la Biblia no dice nada acerca de una manzana. Entonces, ¿qué comieron en el Jardín del Edén? ¿Cuál es el fruto prohibido?

  • ¡¿Acaso fue una manzana?!

    La descripción del árbol del “conocimiento del bien y del mal” no deja rastro de la especie exacta de árbol. Durante muchos años, se creyó que esta fruta era una manzana. Pero en el hebreo original en ningún momento aparece nombrada la manzana (tapuaj, תפוח). El mito de la manzana se desarrolló debido a un error cometido por San Jerónimo cuando él creó la versión al latín de la Biblia, conocida como Vulgata, en el año 382.
  • #

    Los frutos prohibidos

    ¿Finalmente qué fruto fue? Las fuentes judías ofrecen varias respuestas: nuez (אגוז, egoz); cidra (etróg, אתרוג); vid (guéfen, גפן); trigo (חיטה, jitá); e higo (tená, תאנה). Las dos respuestas más difundidas son la de la vid y la del higo, prevaleciendo la del higo pues es el primer árbol que aparece en Génesis y el texto relata después que al darse cuenta la primera pareja de su desnudez, se cosieron taparrabos con una hoja de higuera.
  • #

Qué es el Pecado Original según el Judaísmo

El tema del "Pecado Original" nada tiene que ver con el sexo. Cuando, en lenguaje Qabalístico, se habla del suceso "Midrashico" o alegórico entre Javá y el Najash (serpiente), y se insinua que Javá traicionó a Adam, se debe a que en hebreo "Serpiente" (Najash) es una palabra masculina, pero esto no tiene nada que ver con el sexo.

El "Pecado Original" desde los lentes cristianos, según Wikipedia:

Pecado original en el cristianismo: La doctrina cristiana católica con respecto al pecado original se fijó en el concilio de Cartago, y se precisó posteriormente en el concilio de Orange y el concilio de Trento. Los detalles de su forma actual probablemente procedan de la influencia de la doctrina maniquea en los escritos de san Agustín de Hipona, a través del cual la noción de una corrupción fundamental de la naturaleza humana hizo pie en la Iglesia. Los escasos fragmentos de doctrina sobre el pecado original contenidos en los escritos de los Apóstoles (especialmente Romanos 5:12) no efectúan mayores precisiones sobre el texto del Génesis.

La teología escolástica distingue entre el pecado original originante (peccatum originale originans), el acto concreto de desobediencia cometido por Adán y Eva, y el pecado original originado (peccatum originale originatum), las consecuencias que el mismo provocaría sobre la constitución de la especie humana. En virtud del peccatum originale originatum, no sólo se perderían los dones preternaturales de la inmortalidad y la exención del sufrimiento, sino que las capacidades del espíritu humano —tanto las morales como las intelectuales— carecerían de su vigor natural, sometiendo la voluntad a las pasiones y el intelecto al error. De acuerdo a la doctrina fijada en el concilio de Trento, la condición de "naturaleza caída" (natura lapsa) se transmite a cada uno de los nacidos tras la expulsión del Edén.

En los concilios se estableció el pecado original como la razón del bautismo católico, ya que éste liberaría al bautizado de las culpas del género humano, de acuerdo con una interpretación lata de 1Corintios 15:21 que contrapone el pecado de Adán con la pasión de Jesús. La iglesia Católica y otras que practican el culto mariano excluyen, sin embargo, de las consecuencias del pecado original a la Virgen María, en virtud de una gracia especial de Dios para que Jesucristo no tuviera el pecado original.


Como podrán notar, es una mezcla de conceptos hebreos y paganos. Compárenla con el "Pecado Original" en el Judaísmo:

De acuerdo al texto bíblico del Génesis 1-3, tras haber sido creados Adán y Eva residían en el jardín del Edén en perfecta armonía con Dios; el único mandato al que debían acogerse era la abstención de comer del árbol de la ciencia del bien y del mal, cuyo consumo ocasionaría la muerte Génesis 2:17). Sin embargo, Eva —y por su intermediación Adán— cedieron a la tentación de la serpiente (identificada con Satán o Shaitan, "el tentador") y descubrieron, comiendo del árbol, su desnudez. La consecuencia de la violación de su mandato llevó a la muerte —"[volverás] a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás", Génesis 3:19— y la expulsión del jardín del Edén.


La tradición talmúdica identifica este acto como החטא הקדמון (en hebreo hajet hakadmon, "la falta primordial") de la desobediencia al mandato divino. Sin embargo, los efectos del pecado se reducen a la expulsión del paraíso, con la necesidad aparejada del trabajo, la enfermedad y la muerte.


Las corrientes renovadoras dentro del judaísmo interpretan la caída como el primer acto de libre albedrío del hombre, y lo consideran como parte del plan divino, puesto que la falta representaría la admisión de la responsabilidad; en otras palabras, el mito de la caída sería una elaborada alegoría del pasaje a la adultez y la autonomía.

¿Cómo define la Biblia hebrea a la sabiduría?

Antes de la construcción del Templo en Jerusalén, la presencia de Dios moraba en un santuario móvil conocido como el Tabernáculo. Esta magnífica estructura fue construida por un talentoso artesano conocido como Bezalel. De acuerdo con la escritura, el Señor "lo llenó del Espíritu de Dios" y lo dotó de "habilidad, inteligencia y conocimiento" (Éxodo 31: 3). Pero hay mucho más en estas palabras cuando te sumerges en la auténtica Biblia hebrea. Entonces, ¿qué tipo de sabiduría revela la Biblia hebrea?

Un hombre de sabiduría

  • Según el pasaje Éxodo 31: 3, Bezalel fue dotado de "habilidad, inteligencia y conocimiento". En el hebreo original, estas son tres cualidades mentales distintas. El primer término, "habilidad", es Jojmáחָכְמָה en hebreo. Esto es mucho más que simplemente poseer hechos. Jojmá es sabiduría, la capacidad para hablar sabiamente, más allá de simplemente pronunciar "palabras vacías" (Job 16: 3). El paradigma bíblico de esta "sabiduría" es el Rey Salomón, quien era conocido en todo el mundo por su capacidad ingeniosa para juzgar casos difíciles (1 Reyes 4:34).
  • #

    Un hombre de entendimiento

    La segunda cualidad dada a Bezalel, "inteligencia", es biná תְבוּנָה en hebreo. Esta palabra que viene de la raíz B.I.N, se refiere a la capacidad para discernir. Este es un "hombre de entendimiento" (Proverbios 15:21), una persona que puede evaluar una situación compleja, dar un paso atrás y distinguir el bien del mal sin perder la calma. Esto es crucial en tiempos de crisis. Es una persona que puede trabajar de manera productiva sin involucrarse emocionalmente, "En el corazón del prudente reposa la sabiduría" (Proverbios 14:33).
  • #

    Encuentra la verdadera sabiduría en la Biblia hebrea

    La tercera cualidad, el “conocimiento,” es dáat דַּעַת en hebreo. Adán y Eva tenían prohibido comer del "árbol del conocimiento del bien y el mal". Esto se refiere al conocimiento de los hechos de lo que es moralmente correcto e incorrecto. Originalmente, esta cualidad pertenecía únicamente a Dios, y cuando Adán y Eva comieron la fruta y obtuvieron este conocimiento, fueron expulsados. 

¿Qué dice Juan 8:44?


 Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. Juan/Yojanan 8:44 

El concepto de "Satan" dentro del mundo hebreo se ha explicado en ocasiones previas, usted puede buscar publicaciones anteriores colocando la palabra "Satan" en el icono de búsqueda, arriba a la derecha. De cualquier modo, aquí le pongo de ejemplo el caso de Ananías y Safira:

"5 Pero cierto hombre llamado Jananiá, con Shapira su mujer, vendió una propiedad,
2 y sustrajo parte del precio, sabiéndolo también su mujer; y trayendo la otra parte, la puso a los pies de los Shlujim.
3 Mas Kefa dijo: Jananiá, ¿por qué el Satan ha llenado tu corazón para mentir al Eterno (lit. Ruaj Ha-Qodesh), y sustrajeras del precio del terreno?
4 Mientras estaba sin venderse, ¿no te pertenecía? Y después de vendida, ¿no estaba bajo tu poder? ¿Por qué decidiste en tu corazón actuar así? No has mentido a los hombres sino a Elohim".


"¿Por qué el Satan ha llenado tu corazón para mentir..."

Debido a que el término SATAN es usado por primera vez en este tratado, y parte del objetivo de nuestro curso es explicar cada término hebreo en base a su contexto, la forma en que se usa aquí el término SATAN ha sido percibido erróneamente por el cristianismo, de tal manera que hoy escuchamos hablar del diablo, un personaje maligno, un ángel del mal.

El uso del término Satan sigue el mismo principio y contexto en la literatura hebrea de la época. Aquí el término Satan no describe a un ser, sino la inclinación que tiene el ser humano por hacer lo adverso, de ahí el término Satan (que significa "adversario u opositor"), lo que mueve los pensamientos e impulsos negativos del hombre en la lucha interna en oposición a la Voluntad Divina, a esto le llamamos Satan.

Notemos como el texto así lo manifiesta, después que Kefa le dijo: "¿por qué el Satan ha llenado tu corazón para mentir", agrega Kefa: "¿Por qué decidiste en tu corazón actuar así?"

Si el Satan fuese un ser en particular, ¿cómo Jananiá respondería la pregunta de Kefa: "¿por qué el Satan ha llenado tu corazón?"?, la pregunta es totalmente un hebraísmo. El que llenó su corazón para mentir fue el propio Jananiá, y por esto dice Kefa: "¿Por qué decidiste en tu corazón actuar así?", esta pregunta es el significado de la anterior. Esta si es una pregunta que se debe comprender literalmente.

O sea, el responsable no es Satan, es la misma persona cuando da rienda sueltas a su deseo por hacer lo contrario a la Voluntad Divina. Para que comprendamos mejor, notemos que inclusive el término (el adversario) es aplicado en el texto del TANAJ a seres humanos cuando estos actúan como adversos.

Por ejemplo, en el primer libro de Reyes, capítulo 11: 14, dice que el Eterno levantó a un SATAN para Salomón, su nombre era Hadad el Idumeo. Este SATAN no era un ser espiritual, sino una persona de carne y hueso.

Luego, en el verso 23, dice que levantó a otro SATAN llamado Rezon Ben El-Yada, del cual se nos dice en el verso 25 que fue SATAN/adversario/opositor para Israel todos los días de Salomón .

Vemos claramente que el Satan es un término descriptivo que puede ser aplicado a un ser humano que se conduce como adversario.

Recordamos cuando Iehoshua llama a Shimon Kefa, Satan . ¿En que contexto? Shimon le plantea al maestro su oposición a que él muera. En este contexto, Iehoshua lo llama Satan, no porque sea un ser diabólico, o la encarnación del ángel del mal (recuerden que esa idea no existía dentro del ámbito hebreo), sino que simplemente como opositor. Iehoshua le dice: "No seas rebelde a mi orden, porque no estas tomando en cuenta la palabra del Eterno, sino las palabras de los hombres".

De manera similar, en el Talmud leemos la frase Bejor Satan, que literalmente significa "Primogénito de Satan", frase en boca de Rabí Dosa en referencia a su propio hermano, esto debido a que su hermano se oponía a las opiniones de la mayoría de los Rabinos. De esta manera, Bejor Satan es como decir "el mayor de los opositores o de los adversarios".

En este sentido, Kefa le dijo a Jananiá: "¿Por qué el Satan ha llenado tu corazón para mentir al Eterno?", lo mismo que repite en otras palabras: "¿Por qué decidiste en tu corazón actuar así?"

El concepto de "Satan" dentro del mundo hebreo se ha explicado en ocasiones previas, usted puede buscar publicaciones anteriores colocando la palabra "Satan" en el icono de búsqueda, arriba a la derecha. De cualquier modo, aquí le pongo de ejemplo el caso de Ananías y Safira:

"5 Pero cierto hombre llamado Jananiá, con Shapira su mujer, vendió una propiedad,
2 y sustrajo parte del precio, sabiéndolo también su mujer; y trayendo la otra parte, la puso a los pies de los Shlujim.
3 Mas Kefa dijo: Jananiá, ¿por qué el Satan ha llenado tu corazón para mentir al Eterno (lit. Ruaj Ha-Qodesh), y sustrajeras del precio del terreno?
4 Mientras estaba sin venderse, ¿no te pertenecía? Y después de vendida, ¿no estaba bajo tu poder? ¿Por qué decidiste en tu corazón actuar así? No has mentido a los hombres sino a Elohim".


"¿Por qué el Satan ha llenado tu corazón para mentir..."

Debido a que el término SATAN es usado por primera vez en este tratado, y parte del objetivo de nuestro curso es explicar cada término hebreo en base a su contexto, la forma en que se usa aquí el término SATAN ha sido percibido erróneamente por el cristianismo, de tal manera que hoy escuchamos hablar del diablo, un personaje maligno, un ángel del mal.

El uso del término Satan sigue el mismo principio y contexto en la literatura hebrea de la época. Aquí el término Satan no describe a un ser, sino la inclinación que tiene el ser humano por hacer lo adverso, de ahí el término Satan (que significa "adversario u opositor"), lo que mueve los pensamientos e impulsos negativos del hombre en la lucha interna en oposición a la Voluntad Divina, a esto le llamamos Satan.

Notemos como el texto así lo manifiesta, después que Kefa le dijo: "¿por qué el Satan ha llenado tu corazón para mentir", agrega Kefa: "¿Por qué decidiste en tu corazón actuar así?"

Si el Satan fuese un ser en particular, ¿cómo Jananiá respondería la pregunta de Kefa: "¿por qué el Satan ha llenado tu corazón?"?, la pregunta es totalmente un hebraísmo. El que llenó su corazón para mentir fue el propio Jananiá, y por esto dice Kefa: "¿Por qué decidiste en tu corazón actuar así?", esta pregunta es el significado de la anterior. Esta si es una pregunta que se debe comprender literalmente.

O sea, el responsable no es Satan, es la misma persona cuando da rienda sueltas a su deseo por hacer lo contrario a la Voluntad Divina. Para que comprendamos mejor, notemos que inclusive el término (el adversario) es aplicado en el texto del TANAJ a seres humanos cuando estos actúan como adversos.

Por ejemplo, en el primer libro de Reyes, capítulo 11: 14, dice que el Eterno levantó a un SATAN para Salomón, su nombre era Hadad el Idumeo. Este SATAN no era un ser espiritual, sino una persona de carne y hueso.

Luego, en el verso 23, dice que levantó a otro SATAN llamado Rezon Ben El-Yada, del cual se nos dice en el verso 25 que fue SATAN/adversario/opositor para Israel todos los días de Salomón .

Vemos claramente que el Satan es un término descriptivo que puede ser aplicado a un ser humano que se conduce como adversario.

Recordamos cuando Iehoshua llama a Shimon Kefa, Satan . ¿En que contexto? Shimon le plantea al maestro su oposición a que él muera. En este contexto, Iehoshua lo llama Satan, no porque sea un ser diabólico, o la encarnación del ángel del mal (recuerden que esa idea no existía dentro del ámbito hebreo), sino que simplemente como opositor. Iehoshua le dice: "No seas rebelde a mi orden, porque no estas tomando en cuenta la palabra del Eterno, sino las palabras de los hombres".

De manera similar, en el Talmud leemos la frase Bejor Satan, que literalmente significa "Primogénito de Satan", frase en boca de Rabí Dosa en referencia a su propio hermano, esto debido a que su hermano se oponía a las opiniones de la mayoría de los Rabinos. De esta manera, Bejor Satan es como decir "el mayor de los opositores o de los adversarios".

En este sentido, Kefa le dijo a Jananiá: "¿Por qué el Satan ha llenado tu corazón para mentir al Eterno?", lo mismo que repite en otras palabras: "¿Por qué decidiste en tu corazón actuar así?"

La Brit Milá, el Servicio del Templo, y lo Sacrificado a los Ídolos

1.- Según Hechos capítulo 15, los adultos que retornan a Hashem no tienen que someterse a la Brit Milá, mi pregunta es: ¿Cómo comerían del sacrificio de Pesaj, si en esa época el Miqdash aún estaba de pie y operativo?

2.- Iaaqov Ben Iosef, en Hechos 15, dijo que los que de las naciones que retornan a Hashem deben abstenerse de comer de lo sacrificado a los ídolos, mi pregunta es: ¿Por qué Rav Shaúl parece minimizar esa orden de Iaaqov al permitirles comer carne sacrificada a ídolos sin preguntar nada?

En la época de Rabenu Iehoshua, como sabemos, el sacerdocio del Miqdash era algo controlado por los romanos, inclusive vemos que Iojanán HaMatbil era el Kohen que le correspondía el servicio. En ningún momento vemos la intención de Iojanán de reclamar el sacerdocio, y esta postura sin duda se transmitió a Rabí Iehoshua, pues él mismo lo reconoce como su Rav. Por otra parte, cuando la muerte de Rabenu tuvo lugar, dicen los relatos que se rompió el Parojet del Lugar Santísimo, por lo que la confirmación de la Brit Jadashá se había hecho: el Santuario había dejado de funcionar.

Esto, sin duda, no quiere decir que en ese momento nadie le hiciera caso al Miqdash, porque muchos del pueblo aún seguían asistiendo a el, y fue sólo un pequeño grupo de Israel que entendió esto, y el mismo Shaúl, aunque concluyó su voto de Nazir, él mismo decía que:

"Al decir: nuevo pacto, dio por viejo al primero; y lo que decae y se envejece, cerca está de desvanecerse".

Repito a mi percepción, los Talmidé Rabenu estaban 100% seguros que el sacerdocio ejercido allí no era legítimo, y que la Nueva Alianza estaba establecida, por ello no tuvieron duda en promover que los adultos que se adhirieran a Israel no necesitaban la Milá, coincidiendo con Iojanán Ben Zakai, el cual decía que solo con la Tevilá (Inmersión) bastaba para ser parte de Israel, pues no podemos dudar que el mismo Rav Iojanán Ben Zakai tuviera en cuenta detalles como la Milá para Pesaj, o lo que dice el Navi Yejezkel:

"Así dijo el Señor DIOS: Ningún hijo de extranjero, incircunciso de corazón e incircunciso de carne, entrará en mi Santuario, de todos los hijos de extranjeros que están entre los hijos de Israel...".

Son los mismos comentarios del Kete"r y los Jajamim que nos muestran que la Milá no era requisito de "conversión" por decirlo así, sino la necesidad de entrar al Miqdash y ofrecer sacrificios, participar de Pesaj, etc. Era lo que volvió necesidad la Milá.

Sobre la segunda pregunta, sucede que son dos circunstancias distintas: Iaakov Ben Iosef hace referencia a la participación de festejos paganos, y al punto de no sólo participar de la idolatría, sino no participar ni siquiera de la comida ofrecida, un acto de devoción a Hashem y piedad.

Morenu Shaúl expresa lo siguiente:

"De todo lo que se vende en la carnicería, comed, sin preguntar nada por causa de la conciencia; porque del Señor es la tierra y su plenitud. Y si algún incrédulo os llama, y queréis ir, de todo lo que se os ponga delante comed, sin preguntar nada por causa de la conciencia. Mas si alguien os dijere: Esto fue sacrificado a los ídolos, no lo comáis, por causa de aquel que lo declaró, y por causa de la conciencia; porque del Señor es la tierra y su plenitud".

Es decir, si una persona compra carne o cualquier alimento, ella no debe preguntar su origen, pues debe otorgar el beneficio de la duda. Pero resulta que un Israelita temeroso de Elohim no va comprar en cualquier lugar, sino en un establecimiento o con una persona que sabe que es devota a Hashem y esta no venderá cosas impuras a su prójimo. Ante esta situación, no debemos dudar de aquel comerciante.

Otro ejemplo: si un Iehudí es invitado a cenar por otra persona, y él acepta, es claro que aquella persona confía en que el otro Iehudí es piadoso y no le dará de cenar cualquier alimento no-Kasher o sacrificado a ídolos, y es por esa confianza hacia los Javerim, y por el conocimiento previo de que esa persona es temerosa, que podemos aceptar una comida con él "sin cuestionar la procedencia".

Pero la situación es distinta si un Goy nos invita a cenar. No quiere decir que no podemos aceptar; podemos aceptar, pero es necesario asegurarnos de la procedencia de los alimentos, y de ser posible el modo de preparación, y eso sólo quedará en nuestra conciencia.

En cambio, si un Iehudí nos invita a comer, y otro Iehudí nos dice que eso fue sacrificado a ídolos, dice Shaúl: "...no lo comas".