Semana de la biblia en Filipinas

(SóloLaBiblia/Cristianos.com) La celebración nacional «Semana de la Biblia» promete impactar a la sociedad filipina, a causa de la maratón de lectura bíblica que será realizada por figuras públicas y políticas de las Filipinas. Los eventos comenzaron el 24 de enero y culminaron el 30 de enero, coronando de esta manera el «Domingo Nacional de la Biblia».
Feliciano Belmonte, conferencista de la Casa de representantes, lanzará «i-Proclaim! 2», seguimiento de la exitosa iniciativa de lectura pública desarrollada durante la «Semana de la Biblia 2010». Después de haber completado su lectura, la lectura será continuada por diferentes lectores, entre los que se encuentran líderes religiosos, conductores radiales, políticos y miembros de iglesias y distintas organizaciones.
Como una iniciativa conjunta entre la Sociedad Bíblica de Filipinas (SBF), la Comisión Episcopal de obispos católicos, gobernantes locales e Iglesias, «i-Proclaim!» tiene como meta incentivar la lectura pública de la Biblia en tantos lugares del país como sea posible. «El proyecto busca que la Palabra de Dios esté más cerca de los filipinos e incentivar a todos a que exploren las riquezas de la Biblia, así como la relevancia para sus vidas», dice La SBF.
Cartelones con imágenes bíblicas.                          Imagen: Cristianos.com
Un desafío para los filipinos

Este objetivo está directamente relacionado con el de la «Semana de la Biblia», que es celebrado de acuerdo a dos edictos presidenciales que le otorgaron el reconocimiento, debido al importante rol que la lectura bíblica tiene para la conformación de los valores morales de la nac
ión. El tema para este año es: «Que todos sean uno: Ser una nación en la administración de la Creación». Esto es tanto una respuesta al mandato de Dios en cuanto a administrar la creación, y un desafío a los filipinos en cuanto a ser más activos en el cuidado de la naturaleza y el medio ambiente.

La muy positiva respuesta de la celebración de 2010, que nucleó a 130 lectores de más de 20 iglesias, fue una clara indicación, para la SBF, del creciente deseo de los filipinos de familiarizarse con la Palabra de Dios.
«¡La gente está hambrienta de la Palabra de Dios!», dice Nora Lucero, Directora de la SBF. «La gente de Manila participó entusiásticamente. La Palabra de Dios cubrió la ciudad y tocó el corazón de aquellos que la oyeron. Como pueblo, nosotros, los filipinos, necesitamos experimentar el poder vivificante de la Palabra de Dios que puede ayudarnos a una transformación como nación».

No hay comentarios:

Publicar un comentario