Pakistán prohíbe escribir Jesucristo en los SMS

En Pakistán los cristianos representan el 2.2% de la población total pakistaníes

(SóloLaBiblia/LibertadDigital) La Autoridad de Telecomunicaciones de Pakistán (PTA) sigue con firmeza la política de persecución a los cristianos que impera en el país. Para ello, ha utilizado un mecanismo de censura que pretende prohibir la utilización de distintas palabras en los mensajes de móvil que se escriban en el territorio nacional.
El fin de esta iniciativa es censurar contenidos "obscenos, indecentes, falsos o inventados" así como palabras que consideran vulgares. En total, esta autoridad que debería ser totalmente a los motivos religiosos dado su trabajo en el ámbito de las telecomunicaciones ha propuesto 1.600 palabras que deben ser censuradas. Así se lo han hecho saber a las compañías telefónicas que ofrecen sus servicios en Pakistán.
Casi todos estos términos son referidos al sexo o al pudor. Así, palabras como pecho, condón, homosexual o violar están en la lista. Sin embargo, las autoridades han aprovechado esta censura para incluir la palabra Jesucristo. Otra de ellas es Satanás.
¿Cómo justifica esta medida Pakistán? Este organismo asegura que "los derechos fundamentales a la intimidad y a la libertad de expresión, garantizados por la Constitución,no son ilimitados y están sujetos a las restricciones razonables que impone la ley", tal y como recoge ReL. Además, agrega que estas limitaciones se producen por "el interés y la gloria del islam".
Sin embargo, las distintas confesiones cristianas así como las organizaciones de derechos humanos que trabajan en el país han anunciado batalla y aseguran que lucharán para evitar un nuevo atropello, el enésimo, a la libertad religiosa y de expresión.
En este sentido, el padre John Shakir, secretario de la Comisión para las Comunicaciones Sociales de la Conferencia Episcopal de Pakistán ha asegurado a la agencia Fides que la Iglesia Católica hará todas presiones necesarias para que "elimine el nombre de Cristo de la lista prohibida".
De este modo, este sacerdote añade que prohibir esta palabra "es una violación de nuestro derechode evangelizar y hiere los sentimientos de los cristianos. Si la prohibición se confirma, sería de verdad un capítulo negro para el país, otro acto de discriminación hacia los cristianos y una abierta violación de la Constitución de Pakistán. Esperamos que el Gobierno haga las correcciones oportunas".

Con información de: Libertad Digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario