Cristo apoya a PP

(SóloLaBiblia/farodevigo) La capilla del monasterio de Poio fue ayer escenario de un acto religioso insólito. El cura ofició una misa, organizada por el Partido Popular de Poio (, en un templo en el que figuraban en distintas zonas del altar, incluido el púlpito, cartelería de este partido pidiendo el cambio de cara a las elecciones municipales del 22 de mayo.
Carteles de la PP colocados a los extremos del púlpito
Esta fuerza política organizó en el monasterio un "Encuentro de Confraternidad" al que asistieron militantes, el presidente local, Javier Domínguez, y la secretaria provincial, Begoña Estévez. Con anterioridad a esta actividad se celebró una misa en recuerdo de los fallecidos. 

Lo llamativo es que a ambos lados del altar se colocaron sendos carteles electorales del Partido Popular en los que se podía leer "2011 o teu Concello quere". Asimismo, el púlpito donde el párroco leyó la lectura, estaba cubierto con otro en el que figuraban las palabras: "Podemos confiar" y "Cambio". En toda la cartelería figuraban las siglas PP y se trata de los eslóganes que esta fuerza política utilizará en la campaña municipal del mes de mayo. 

Aunque formase parte del programa del acto político del PP, a muchos de los asistentes con firmes convicciones religiosas les contrarió observar como política y religión se mezclaban de forma poco adecuada con las pancartas compartiendo escenario con imágenes de santos y del propio Cristo.

La propaganda electoral también se encontraba a la entrada del monasterio, aunque esto ya es normal teniendo en cuenta la actividad que el partido iba a desarrollar en sus instalaciones.

Tras el oficio religioso se celebró el "Encuentro" en el que el candidato a la Alcaldía, Javier Domínguez, se dirigió a sus militantes para recordarles que necesitan de la mayoría absoluta para romper la coalición BNG-PSOE que impide al PP asumir el gobierno aunque son la fuerza más votada. Cabe recordar que Domínguez intentará por tercera vez arrebatarle el bastón de mando al nacionalista Luciano Sobral. Una situación similar se da, añadía Domínguez, en los otros dos municipios de la ría que pretenden recuperar como son Pontevedra y Marín.


No hay comentarios:

Publicar un comentario